Galería

¿Arquitectura que se auto-repara? by Rachel Armstrong


Venecia, en Italia, se está hundiendo. Para salvarla, Rachel Amstrong dice que necesitamos superar la arquitectura hecha de materiales inertes y hacer arquitectura que crezca por sí misma. Ella propone un material “no del todo vivo” que se hace sus propias reparaciones y, además, captura el carbono.

Venecia

Rachel Armstrong ha encontrado la forma de unir arquitectura y biología. Cree que es capaz de crear químicamente materiales que pueden crecer, auto repararse, y responder a los cambios. Estos materiales, según Amstrong, incluso podrían utilizarse para salvar Venecia, Italia, una de las ciudades más bellas que se unde poco a poco.

Armstrong se refiere al actual método de arquitectura como “vieja” y “Victoriana”, objetos inertes como el hormigón se utilizan para construir nuestro hogares. Aunque esto no parezca problemático para la mayoría de la gente, Amstrong cree que este método no es sostenible. En cambio, la arquitectura debería estar unida a la naturaleza, y comunicada con la materia viva. Como estos materiales no existen de forma natural en la naturaleza Amstrong está trabajando en generarlos a partir de arañarlos. Ella busca “materiales metabólicos”, son materiales de construcción que tienen alguna propiedades de los sistemas vivos, y pueden ser manipulados para “generar” arquitectura. Estos materiales serán capaces de responder cambios en el medio ambiente y adaptarse a él.

Las protocélulas, son básicamente bolsas de grasa que no contienen ADN y funcionan con una batería química, son capaces de mantenerse a sí mismas de un modo que sólo puede describirse como vida. Son capaces de moverse en su entorno, sufrir reacciones complejas. Utilizando la tecnología de las protocélulas, Amstrong espera crear materiales metabólicos sostenibles. A pesar de que esta tecnología tardará años en generar y perfeccionar estos materiales, esperemos que estos materiales sean capaces de salvar ciudades que pueden morir.

Venecia, Italia, está construida sobre pilares de madera que se han estado erosionando durante años. Mientras la bella ciudad continua hundiéndose Amstrong espera que la tecnología de las protocélulas sean capaces de recuperar la ciudad mediante la generación de un arrecife de califa alrededor de los pilares. Estas células se utilizarán para reforzar en vez de crear arrecifes en los canales.

No sólo esta tecnología parece plausible, también será una gran innovación para la arquitectura. Ahora más que nunca reforzamos la idea de ser respetuosos con el medio ambiente, y ¿qué mejor forma de conectar con la naturaleza que con esta tecnología? Es nuestro deber tratar de salvar ciudades históricas, y los materiales metábolicos bien pueden ser la respuesta a nuestros problemas. Además, a medida que nuestro mundo se vuelve más tecnológica y científicamente avanzado, parece razonable renovar algunas de nuestras antiguas prácticas.

“Los científicos tienen que trabajar fuera de sus propias áreas de experiencia para hacer las nuevas tecnologías que son pertinentes para el siglo 21 y de colaborar, tanto con otras disciplinas científicas y las artes y las humanidades.”

Rachel Armstrong

Anuncios

Una respuesta a “¿Arquitectura que se auto-repara? by Rachel Armstrong

  1. Pingback: ¿Arquitectura que se auto-repara?

Contribuye con un comentario:

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s